Cáncer Infantil. Malformaciones congénitas y alteracioner hormonales

Knox (2000) describió una duplicación en la probabilidad de mortalidad por cáncer infantil para niños viviendo a menos de 5 km de incineradoras, en un estudio llevado a cabo en 70 incineradoras de residuos sólidos urbanos en Reino Unido (1974-87) y en 307 incineradores de residuos hospitalarios (1953-1980). Estos resultados son coincidentes con los de otro estudio (Knox and Gilman 1998) en el que se reflejaba un incremento de la probabilidad de cáncer infantil debido a la presencia de incineradoras de residuos hospitalarios e industrias que tiene procesos de combustión de alta temperatura.

En Tusscher et al. 2000 se descubrió un incremento en la incidencia de nacimiento de niños con labio leporino, espina bífida e hipospadia. Así pues, se observó un incremento significativo en los nacimientos de niños con labio leporino en zonas situadas cerca de una incineradora que se utilizó para la combustión de sustancias químicas entre 1960-69.

En Osius & Karmaus, 1998 se describió un descenso en el nivel de hormona tiroidea en niños cerca de un incinerador en Alemania.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: